¡TOC TOC TOC!

Seguro que cuando escuchamos las palabras "Trastorno obsesivo-compulsivo" a todos nos vienen a la mente personajes famosos como Seldon en la famosa serie  de televisión The Big Bang Theory golpeando repetidamente la puerta antes de entrar o a Jack Nicholson lavándose las manos sin parar en Mejor Imposible. Desgraciadamente la vida real de las personas que sufren este trastorno está lejos de parecerse a estas cómicas escenas.

Lavarse las manos compulsivamente, ordenar siempre los mismos objetos de la misma manera, comprobar una y otra vez que has cerrado la puerta, no poder tocar algunas cosas cotidianas, etc son algunas de las pesadillas que persiguen a los pacientes con TOC. 

Estos rituales (las compulsiones) se convierten en la protección contra la ansiedad que se siente ante diferentes temores (las obsesiones), pero en vez de conseguir calmarla acaban creando un nuevo problema: deshacerse de los rituales y las obsesiones. 

No todos los rituales y preocupaciones son patológicos. En la infancia forman parte del desarrollo normal. En la madurez pueden servir para estructurar una rutina diaria. Es cuando los rituales o las obsesiones se convierten en el centro de atención y acaparan tanto tiempo que interfieren en nuestra vida diaria cuando son considerados un problema que necesita tratamiento.

¿Qué se puede hacer?

  • Aprende técnicas de relajación: la ansiedad es el inicio del TOC. Si aprendes a manejar el miedo y las sensaciones que acompañan a la ansiedad será más fácil disminuir los rituales.
  • Practica la conciencia plena: intenta vivir el presente sin controlar el pasado o el futuro. Te ayudará a centrar la atención en aquellas cosas realmente importantes.
  • Acepta tus pensamientos: no hace falta cambiarlos. Aprende a observarlos sin juzgarlos. Ellos no tienen por qué dominarte.
  • Enfréntate poco a poco: intenta exponerte paulatinamente a aquello que desata tus obsesiones o compulsiones. No sentirás tanta ansiedad y podrás responder de manera diferente. 
  • Atrévete con la variación: cambia algún detalle del ritual. Podrás descubrir que las consecuencias no son como tú temías. 

Si todas estas cosas no sirven puede que necesites pedir ayuda y recibir tratamiento: Puedes superarlo!

Un saludo,

Leyre Hidalgo López
  • ¿Cómo puedo sentirme bien?

    A veces puede resultar difícil. Aquí te muestro algunos trucos para conseguirlo.

  • Psicología Infantil

    Cuando los niños no se encuentran bien tienen su manera de comunicarlo. Mira aquí como manejarlo.

  • Salud y Alimentación

    También hay que saber cuidar el cuerpo para mejorar nuestra salud mental. Así tienes algunos trucos.