Niños ¿Ángeles o diablos?

¿Príncipes y princesas, o brujitas y diablos?

Los niños pueden ser los protagonistas de las historias más encantadoras y, de un momento a otro,transformarse en un cuento de terror. "No hagas eso", "¿cuantas veces te he dicho que te pongas la ropa?", "pórtate bien"...Seguro que a muchos nos resultan familiares estas historias. Muchas veces conseguimos un final feliz, pero otras veces estamos estresados, tenemos prisa, o simplemente estamos cansados y lo único que queremos es que el cuento acabe de una vez.

Los padres somos los que mejor conocemos a nuestros hijos y sabemos cuáles son los trucos para conseguir que vayan por el buen camino aunque a veces puedan desesperarnos. Aquí puedes leer algunas pautas que pueden funcionar:

  • Procura tener todos los días un rato para ti: quítate la pereza y aprovecha cuando los niños estén ocupados para realizar alguna actividad de ocio o cuando estén acostados para descansar y hacer algo relajante. Los niños pueden absorber todo nuestro tiempo y espacio, por eso es  importante poder "cargar las pilas" de vez en cuando. 
  • Evita las prisas: con los niños todo lleva más tiempo. Si vas con tiempo de sobra no perderás la paciencia cuando ellos se retrasen, se manchen, se caigan, se peleen...
  • Acostúmbrales a repetir las órdenes pocas veces: no por mucho repetír se obedece más temprano. Explícales que las órdenes se dan dos o tres veces. Cuando lo hagan, prémiales: un abrazo, una chuche, un ratito de dibujos. Si no lo hacen, no sigas repitiendo la orden: acércate, asegúrate de que obedecen y prueba a retirarles algún privilegio durante un rato(un juguete, apaga la TV).
  • Los cambios mejor poco a poco. No intentes modificar muchas conductas a la vez. Es mejor una a una y no pasar a la siguiente hasta que lo hayas conseguido. Recuerda que son niños: quieren disfrutar todo el rato, les cuesta tolerar la frustración y hay que enseñarles poco a poco. Si les damos un premio cuando lo hacen bien responderán mucho mejor que si les castigamos por hacerlo mal. Prueba a darles una pegatina cuando lo consigan, pinta caritas sonrientes en un calendario, o inventaos alguna manera de celebrarlo (una canción, "el baile del triunfo", chocar las manos,etc). 
  • Fíjate en todas las cosas buenas que hacen tus hijos. Seguro que son muchas pero a veces pasan desapercibidas. Hazle saber que te das cuenta y que te gusta. Te lo agradecerá. 
  • Ante todo recuerda que los niños disfrutan pasando tiempo con los padres. Si no lo consiguen jugando, lo harán peleando. Tu atención es el mejor premio que pueden tener.

Aprendamos a disfrutarlos

Leyre Hidalgo López
  • Comer o no comer

    ¿Problemas con la comida? Mira en esta página qué hacer con los más pequeños.

  • Salud y Alimentación

    Mira en esta sección para averiguar cómo cuidar cuerpo y mente.

  • Sentirse Bien

    Trucos para superar los miedos, la ansiedad, las obsesiones, etc.