Cuando la Alimentación se trastorna

A pesar de que hoy en día sigue habiendo muchos países amenazados por el hambre y los problemas nutricionales, en la sociedad occidental la preocupación es muchas veces cómo conseguir comer menos y bajar de peso. Al modelo actual de belleza basado en la delgadez hay que sumar el bombardeo constante en los medios de comunicación sobre cómo cuidar tu cuerpo, qué debemos comer, y qué aspecto debemos tener para ser felices. Por otro lado, somos conscientes de lo importante que es una buena alimentación y estamos constantemente expuestos a un sinfín de estímulos relacionados con la comida que nos incitan a consumirla indiscriminadamente (publicidad, restaurantes, comida rápida, etc). Mantener un equilibrio entre estas dos tendencias puede resultar muy difícil y muchas personas acaban sucumbiendo a la tentación, o bien de comer demasiado, o de dejar de comer.

Los trastornos de la conducta alimentaria que más se conocen son la anorexia y la bulimia, pero también es frecuente el trastorno por atracones. Cuando una persona sufre alguno de estos trastornos es importante consultar con un especialista para recibir el tratamiento adecuado ya que si simplemente esperamos a que el tiempo lo solucione nos arriesgamos a que se agraven. Aquí puedes encontrar algunos signos de alerta ante un posible trastorno de la conducta alimentaria.

 

  • Preocupación excesiva por el peso: pesarse todos los días, incluso después de cada comida.
  • Dietas muy restrictivas: seleccionando sólo alimentos con pocas calorías, reduciendo el número de comidas al día o limitando la ingesta a unos pocos alimentos.
  • Ambivalencia ante la comida: pueden negarse a comer en un momento dado o mostrar aprensión por la comida y luego mostrar especial interés por cocinar determinadas recetas, darse un atracón o guardar comida.
  • Sentimiento de culpa después de comer: que pueden intentar aliviar haciendo ejercicio inmediatamente después de las comidas, vomitando, usando laxantes.
  • Distorsión de la imagen corporal: se ven más gordos de lo que están, menosprecian su imagen a partir de algún detalle de su cuerpo que no les gusta, se esconden bajo ropa ancha.
  • Falta de autoestima: se avergüenzan de estar en presencia de otras personas por miedo a ser juzgados respecto a su cuerpo, no valoran sus cualidades, personalidad, etc.
  • Irritabilidad, ansiedad o tristeza sin aparente motivo.
  • Disminución de las relaciones sociales: se aíslan progresivamente tanto de amigos como de la familia.

 

Si sospechas que tú o alguien de tu alrededor puede estar sufriendo un trastorno de la conducta alimentaria es el momento de buscar ayuda. En esta sección también puedes encontrar cuáles son los trastornos de la conducta alimentaria más habituales, en qué consisten y cuáles son los tratamientos más utilizados.

  • Mens sana in torpore sano

    La alimentación no siempre tiene que ser un problema. Cuídate y tu mente lo agradecerá.

  • Psicología Infantil

    La alimentación en los niños y muchas cosas más en esta sección.

  • Sentirse Bien

    Hay muchas maneras para sentirse bien. Aquí puedes encontrar algunas sugerencias.